PROPIEDADES DE LOS ÁCIDOS GRASOS » Físicas y químicas

Los ácidos grasos son vitales para el cuerpo humano, puesto que al ser consumidos en forma moderada, otorga muchos beneficios. Entre estos se destacan la posibilidad de disminuir el riesgo de sufrir algunas enfermedades, ser utilizados como fuente de energía, entre otros. Todo ello debido a las propiedades de los ácidos grasos, las cuales aportan múltiples beneficios.

Propiedades de los ácidos grasos

propiedades de los ácidos grasos

Los ácidos grasos poseen muchas propiedades que los hacen ser uno de los ácidos más importantes en el cuerpo humano. Son las principales fuentes de energía que posee el organismo, por lo cual deber ser incluido en la dieta diaria.

Propiedades físicas y químicas

Los ácidos grasos poseen diversas propiedades físicas y químicas. Estas vienen determinadas por el número de cadenas que poseen y su nivel de insaturación. Entre estas propiedades destacan las siguientes:

Polaridad

Los ácidos grasos son anfipáticos. Esto quiere decir que poseen un extremo hidrofílico, es decir, que puede disolverse en agua; y posee otro extremo hidrófobo, lo que significa que rechaza el agua.

Reactividad

Su reacción se da frente a las bases y alcoholes. En el primer caso forman sales iónicas, y en el segundo caso ésteres.

Densidad

Su densidad suele variar dependiendo del ácido graso, entre 0,822 (g/cm3) a 0,959 (g/cm3). Por lo general su densidad suele ser menor a la del agua.

Propiedades generales

propiedades de los ácidos grasos

Los beneficios de los ácidos grasos vienen determinados por las propiedades que estos poseen. En general, estas propiedades son las siguientes.

Antiinflamatoria

Una de las principales propiedades de los ácidos grasos, es su propiedad antiinflamatoria. Por lo general, suele reducir los síntomas que se presentan en enfermedades como la enfermedad de crohn, artritis y el asma. En esta última básicamente porque mejora y ayuda a proteger el funcionamiento general de los pulmones, evitando enfermedades inflamatorias.

Por otro lado, en los cólicos o dolores menstruales que suelen sufrir las mujeres, también actúa esta propiedad antiinflamatoria; ya que suele disminuir la inflamación presentada en ese momento y por consiguiente se reducen los dolores.

Cardiovasculares

Otra de las propiedades de los ácidos grasos, son sus beneficios cardiovasculares. Los ácidos grasos, a través del omega 3, suelen reducir la presión arterial, reducen el riesgo de sufrir trombosis, previene las arritmias y muerte súbita.

Además, disminuye los niveles de triglicéridos y los del colesterol malo. Siendo así este ácido muy importante para mantener la salud cardiovascular.

Anticancerígenas

Los ácidos grasos como el omega 3, poseen propiedades anticancerígenas, las cuales fueron comprobadas en diversos estudios realizados. Entre sus beneficios, ayuda a disminuir el riesgo de sufrir cáncer de mama, de colon, próstata, entre otros.

Regeneradoras

Una de las propiedades más importantes de los ácidos grasos, son sus propiedades regeneradoras. Este ácido es vital para el desarrollo y formación del bebé en el periodo de gestación; básicamente porque refuerzan las membranas celulares y contribuyen a su desarrollo.

Por otro lado, es importante para aquellas personas que padecen de algunas condiciones en la piel, como por ejemplo la dermatitis o la psoriasis.

Además, un consumo adecuado de omega 6 u omega 3, es vital para mantener una piel sana, libre de sequedad o problemas de elasticidad. Inclusive, un consumo adecuado de ácidos grasos, ayuda a acelerar la recuperación ante una herida, puesto que facilita la cicatrización, gracias a su propiedad regeneradora.

Indicaciones finales

A pesar de que los ácidos grasos poseen muchas propiedades que los hacen muy importantes para el organismo, su consumo debe ser moderado. Básicamente porque los ácidos grasos insaturados, especialmente las grasas trans, suelen ocasionar algunos problemas, como el incremento del colesterol, lo que a su vez se traduce en mayor riesgo de sufrir enfermedades.

Por ello, se recomienda su consumo de forma moderada, para poder aprovechar así todas las propiedades de este ácido.