ÁCIDOS GRASOS MONOINSATURADOS » Beneficios y alimentos

Los ácidos grasos son sumamente importantes en nuestra dieta diaria, ya que además de que son una fuente de energía y permiten la absorción de vitaminas liposolubles, también brindan muchos otros beneficios en la salud de las personas.

Hay muchos ácidos grasos; sin embargo, uno de los más saludables son los ácidos grasos monoinsaturados, que no son más que grasas insaturadas que el cuerpo necesita para mantenerse sano.

Ácidos grasos monoinsaturados: ¿Qué son?

Ácidos grasos monoinsaturados

Los ácidos grasos monoinsaturados son grasas insaturadas que presentan un solo doble enlace en su estructura química; de ahí su nombre “mono”. Hay muchos tipos diferentes de estos ácidos sin embargo el más común o el principal es el ácido oleico; el cual forma parte de la serie de los omega 9. Aunque vale la pena acotar que este no es el único, ya que también es posible encontrar al ácido palmitoleico y el vaccénico.

Las grasas monoinsaturadas califican, dentro de la clasificación de los ácidos grasos, como unas grasas saludables; por lo que es necesario incluirlas en la dieta diaria a fin de que el organismo esté en óptimas condiciones.

Los ácidos grasos monoinsaturados brindan muchos beneficiosos a las personas, por ende su consumo está ampliamente recomendado. Entre los beneficios que ofrecen se pueden mencionar los siguientes:

Protege el corazón

Según estudios realizados, las grasas monoinsaturadas ayudan a reducir el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardíaca, por lo que incluirlas en la dieta diaria es necesario; sin embargo, es importante resaltar que su beneficio es efectivo solo si se reemplaza lo que son las grasas saturadas; ya que estas no son beneficiosas en exceso y pueden contribuir a problemas en el corazón.

Además, las monoinsaturadas son efectivas también para reducir el colesterol en la sangre y los triglicéridos.

Ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina

Los ácidos grasos monoinsaturados pueden ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina; cabe resaltar que la insulina es una hormona que controla los niveles de azúcar en la sangre.

La producción de insulina es importante, ya que a través de ella se puede prevenir un alto contenido de azúcar en la sangre y, por consiguiente, la diabetes.

Reduce la inflamación

Las dietas ricas en grasas monoinsaturadas ayudan a reducir la inflamación, esto gracias a todas las propiedades que presenta. La inflamación es un proceso prácticamente normal del sistema inmunológico, ya que actúa de esa forma para ayudar al cuerpo a combatir las infecciones.

Proporciona nutrientes y facilita la absorción de los mismos

Una de las cualidades de las grasas monoinsaturadas es que proporcionan muchos nutrientes que el organismo necesita para mantenerse fuerte y con energía. Además, ayuda a la fácil absorción de diversos compuestos como las vitaminas A, D, E, y K,; algo muy bueno para mantener la piel y el cabello saludables.

Alimentos que contienen ácidos grasos monoinsaturados

Alimentos que contienen ácidos grasos monoinsaturados

Estas grasas están presentes en muchos alimentos, sin embargo los más comunes son los de origen vegetal, los frutos secos, las semillas y el aceite de oliva; aunque también es posible encontrarlas en la carne u otros alimentos de origen animal.

A continuación una lista de los principales alimentos que la contienen:

  • Aceite de oliva.
  • Almendras.
  • Cacahuetes.
  • Aceitunas.
  • Semillas de calabaza.
  • Aguacates.
  • Semillas de girasol.
  • Huevos.
  • Salmon.
  • Pistachos.

No obstante, es importante resaltar que no basta solo con consumir estos alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, para lograr o mejorar la salud, sino que es necesario a su vez evitar aquellos procesados que contienen grasas saturadas, como es el caso de los alimentos fritos; puesto que son dañinos.

Además, a pesar de que las grasas monoinsaturadas son saludables, no hay que abusar en su consumo, es necesario hacerlo con moderación a fin de evitar un desequilibrio en los ácidos grasos y una carencia de aquellos que son esenciales. Para tener una buena salud, es fundamental mantener una dieta diaria balanceada.