CLASIFICACIÓN DE LOS ÁCIDOS GRASOS » Características y beneficios

Los ácidos grasos son necesarios para nuestro organismo, ya que gracias a ellos podemos mantenernos en óptimas condiciones. Existen muchos tipos de estos ácidos, unos buenos y otros catalogados como malos, por ende hay que conocer bien la clasificación de los ácidos grasos, para saber con exactitud cuáles son los alimentos que debemos incluir en nuestra dieta diaria y cuales debemos evitar.

Clasificación de los ácidos grasos: ¿Qué tipos hay?

clasificación de los ácidos grasos

Según su estructura, los ácidos grasos se pueden clasificar en dos grupos: los ácidos grasos saturados y los insaturados. Conocer sobre cada uno de ellos es importante, ya que como bien lo dijimos, aunque los beneficios de los ácidos grasos son muchos, no todos son saludables; por ende hay que saber cuáles son los que debemos consumir y cuáles no.

A continuación la clasificación de los ácidos grasos:

Saturados

Los ácidos grasos saturados entran en el grupo de las “grasas malas”, ya que a pesar de que brindan algunos beneficios, su consumo no es tan saludable como otros tipos. Podemos decir que en pequeñas cantidades, ayuda al desarrollo del cerebro, memoria, formación de hormonas, sales biliares, salud ocular, además brinda energía al cuerpo para que trabaje óptimamente; sin embargo, esto solo si se consume en porciones pequeñas, puesto que de lo contrario, son perjudiciales.

Se ha comprobado que consumir muchos alimentos con ácidos grasos saturados, aumenta los niveles de colesterol malo y, esto a su vez, puede incrementar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, infartos o accidentes cerebrovasculares.

Por tal razón es que es necesario limitar la ingesta diaria de ello. Cabe resaltar que estos ácidos grasos provienen principalmente de alimentos de origen animal, aunque también en algunos aceites. Entre estos alimentos podemos mencionar:

  • Carnes.
  • Mariscos.
  • Crustáceos.
  • Embutidos.
  • Lácteos.
  • Aceite de palma.
  • Aceite de coco.

Insaturados

La otra clasificación de los ácidos grasos se trata de los ácidos más saludables para nuestro organismo, ya que los beneficios que brinda son muchísimos, y lo mejor de todo es que ayuda a bajar los niveles de colesterol malo; algo que en el caso anterior era todo lo contrario. Estas grasas las encontramos principalmente en forma líquida en aceites vegetales, aunque también es posible obtenerlas de otros alimentos.

Cabe resaltar que los ácidos grasos insaturados se dividen en 3 grupos; los ácidos grasos monoinsaturados, los ácidos grasos poliinsaturados, y los ácidos grasos trans. Y a continuación mencionaremos cada uno de ellos.

  • Monoinsaturados: son aquellos que se encuentran en alimentos como el aceite de oliva, aceite de girasol, aguacate, salmón, frutos secos, entre otros.
  • Poliinsaturados: se pueden encontrar en frutos secos, carne de ternera, aceites vegetales y algunos pescados azules como el atún, entre otros alimentos.
  • Ácidos grasos trans: se forman cuando se convierte el aceite vegetal en grasas sólidas. Se encuentran en alimentos fritos, empanizados, margarina, pasteles, tartas, entre otros.

Cabe resaltar que de todas las grasas que existen, los ácidos grasos trans son los más perjudiciales para nuestra salud, ya que entre otras cosas, elevan el colesterol malo en la sangre y reducen el bueno; lo que conlleva a un incremento en el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas u otras complicaciones médicas. Luego los ácidos grasos saturados, y por último los monoinsaturados y poliinsaturados; que son aquellos saludables y que debemos incluir sí porque sí en nuestra dieta diaria.

Esto con el fin de mantener nuestro organismo en óptimas condiciones y evitar complicaciones en nuestra salud, ya que como bien lo dijimos un exceso de grasas malas, pueden ser dañinas y ocasionar algunas reacciones adversas en nuestra salud. Por tal razón, como recomendación, es bueno acudir a un nutricionista, que nos explique e indique cuales son los alimentos que debemos consumir y la cantidad adecuada para nuestro organismo.